Lactancia materna

14.12.2020

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido y lactante durante los primeros meses de vida. Cubre las necesidades para el adecuado crecimiento y desarrollo físico del bebe y establece un buen vínculo y adecuada relación de apego entre madre y bebé, y estos son necesarios para crecer adecuadamente como persona independiente y segura.

La superioridad de la leche materna con respecto a otros alimentos artificiales, ha quedado suficientemente demostrada en numerosos estudios realizados. Destacan, entre otras, un menor riesgo de muerte súbita del lactante y muerte durante el primer año de vida, así como menor incidencia de infecciones gastrointestinales, respiratorias y urinarias, y que, sean menos graves y no requieran ingreso hospitalario.

Por estas razones, la OMS, la AAP y el Comité de Lactancia de la AEP, recomiendan la alimentación exclusiva de lactancia materna durante los 6 primeros meses de vida y continuar con el amamantamiento junto a otros alimentos hasta los 2 años de vida o más, mientras que madre e hij@ así lo deseen.

Pero lo que determina la superioridad de la leche, es la composición, que se adapta a las necesidades del lactante. El calostro es la primera leche, rica en proteínas e inmunoglobulinas y aporta muchas calorías. Es ideal para los primeros días, ya que el estómago del recién nacido es pequeño y necesita hacer más tomas.


Para que os hagáis una idea, arriba en la foto tenéis una referencia de lo que sería el estómago del bebé en los primeros días y la justificación de por qué necesita realizar tomas más frecuentes. El primer día equivale a una cereza el tamaño del estómago, al tercero ya es del tamaño de una nuez, a la semana de una ciruela y al mes, el tamaño del estómago se podría equiparar al huevo. Por lo tanto, a pesar de ser normal tener la sensación de que esta comiendo poco, siempre acordaos de que el estómago del bebe es pequeño y como tal, incrementa las tomas para poder saciar el hambre o sed.

Continuando con la composición, esta cambia durante las tomas, la primera parte es rica en agua y azúcar y después aumenta gradualmente la cantidad de grasa. Por esto la importancia de que él bebe vacié bien un pecho antes de ofrecer el otro.

El precalostro se produce a partir de la semana 16 del embarazo. El calostro, se secreta a los 5 a 7 días después del parto. Ofrece inmunidad pasiva, rica en proteínas y vitaminas liposolubles, sodio y zinc.

La leche de transición, su producción se inicia después del calostro y dura entre cinco y diez días. Por último, leche madura, comienza a los 15 días posparto y se compone de agua, hidratos de carbono, grasas, proteínas, oligoelementos, minerales, vitaminas e inmunidad.



Fuentes:

[1] Recomendaciones sobre lactancia materna. 2012. Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatria.

[2] Guía de practica clínica de lactancia materna. 2017. Ministerio de Sanidad. Rev Chil Pediatr. 2017.  Paulina Brahm y Verónica Valdés.

[3] Lactancia materna exclusiva, ¿la conocen las madres realmente? Rev Cui 2014. Yeis Miguel Borre Ortiz, Carolina Cortina Navarro, Gisela González Ruíz.

[4] Lactancia materna. María José Lozano de la Torre. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Universidad de Cantabria. Santander. Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.

[5]  Composición e inmunología de la leche humana. Dra. Roxanna García-López. 2011.

[6] Lactancia materna. OMS. https://www.who.int/topics/breastfeeding/es/

[7] Beneficios de la lactancia materna. 2018. Medline. https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000639.htm